Asociación Demócrata Cristiana de América
Conócenos Organización Nuestras ideas Actualidad Participa Documentos Academia Virtual Revista ODCA Contacto Inicio
ACTUALIDAD
Entrevistas
Noticiero DC
Comunicados
Entrevistas
Blogs
Fotogalería
ODCA TV
Entrevistas
La Mujer que Podría ser la Próxima Presidenta de Haití
Revista TIME - Nov. 15, 2010
 

"http://www.time.com/time/world/article/0,8599,2031412,00.html"

TIME, Monday, Nov. 15, 2010
por Tim Padgett and Jessica Desvarieux / Port-au-Prince

La mujer que podría ser la próxima Presidenta de Haití y la primera mujer en ser elegida para ese cargo no parece un insurgente cuando entra en una habitación. Pero Mirlande Manigat, correctamente vestida, de voz suave, de 70 años de edad y con un Doctorado en la Universidad de La Sorbona, insiste en que ella representa nada menos que una \"ruptura\" con el disfuncional establishment político de Haití. \"No es un cambio violento o brutal, pero debe haber cambios\", dijo Manigat en una entrevista con TIME en la sede de su campaña en Puerto Príncipe. \"Nosotros no podemos seguir dejando a tantos millones de haitianos abandonados”.

Hasta ahora, su mensaje está resonando en el país más pobre del hemisferio occidental, que fue arrasado en enero del 2010 por un terremoto que mató a unas 230.000 personas - y que ahora sufre un brote de cólera que ha cobrado casi 1.000 víctimas fatales. Dos semanas antes de la elección presidencial del 28 de noviembre, las encuestas muestran a Manigat como la candidata que encabeza las preferencias en un espacio de 19 candidatos. En la más reciente encuesta independiente del Foro Económico de Haití, lanzada la semana pasada, Manigat amplia significativamente su ventaja sobre el candidato designado por el Presidente René Préval, el ingeniero Jude Celestin, en ocho puntos, de 30% a 22%.

Lo que la decisión del gobierno está buscando no es una sorpresa: la respuesta a menudo ausente de Préval al apocalíptico terremoto ha alienado a la mayoría de los haitianos de su Partido INITE (Unidad). Su frustración con la elite política, corrupta e incompetente de Haití, la cual muchos sienten que el partido INITE representa, es la principal razón para que el país esté eufórico con la candidatura “outsider” del filántropo y estrella del hip-hop estadounidense de origen haitiano Wyclef Jean. Cuando el Consejo Electoral de Haití descalificó la candidatura de Jean en agosto por motivos de residencia, la pregunta era a dónde su base de apoyo, especialmente de los votantes jóvenes, se desplazaría.

Para sorpresa de muchos expertos, muchos de ellos parecen haber pasado de las cadenas de oro del rapero Jean a los hilos de perlas de la matriarca Manigat. (Ella también está eclipsando a Michel "Sweet Micky" Martelly, una estrella de la música pop de Haití, que ocupó el tercer lugar en la encuesta del Foro con sólo 11%.) Si es así, una de las razones podría ser que "muchos haitianos sienten que ha llegado el momento de una mujer para dirigir el país", dice el destacado historiador y analista político haitiano Georges Michel. "Así que aquí está Manigat, una respetada académica. Ella asumió muchas de las propuestas populares que Jean tenía y que responden a su imagen de abuela. Para muchos de ellos, esta imagen parece inspirar confianza y seguridad." Estas cualidades serán una fuerte demanda, porque el próximo presidente de Haití se encargará de administrar unos US $ 10 mil millones en ayuda para la reconstrucción prometidos por los donantes internacionales.

Aunque ella es una mujer, Manigat no es de ninguna manera una “outsider” política. Ella es, en efecto, una ex Primera Dama, la esposa del ex Presidente Leslie Manigat. Ellos se conocieron en la década de 1960 en la Universidad de París, donde Leslie Manigat fue profesor de historia en el exilio, tras ser condenado a muerte por el dictador haitiano François "Papa Doc" Duvalier, quien murió en 1971 - y ella fue su alumna.

Se casaron en 1970 y vivieron varias décadas en Francia, Trinidad y Venezuela antes de regresar a Haití en 1986, después del derrocamiento del hijo de Duvalier, el también dictador Jean-Claude "Baby Doc" Duvalier.

En 1988, Leslie Manigat, bajo la bandera de la Asamblea Nacional de los Demócratas Progresistas (RDNP), ganó la presidencia en unas elecciones marcadas por la intromisión militar. Después de sólo cuatro meses en el cargo, fue derrocado en un golpe de Estado. Él compitió de nuevo en el 2006 y terminó en un distante segundo lugar de Préval. Pero a pesar que Préval no ganó con el 50% necesario para evitar una segunda vuelta, el Consejo Electoral nunca realizó una segunda vuelta - y en señal de protesta, Mirlande Manigat se retiró como candidato a la RDNP en el Senado. "No puedo apoyar la ilegalidad", dijo al anunciar su renuncia.

En esa perspectiva, Manigat y sus seguidores podrán ver el 28 de noviembre como una oportunidad para la revancha, sobre todo porque muchos haitianos creen que su esposo de 80 años de edad, será el poder detrás del trono. Pero Manigat insiste en que ella y el partido RDNP -al cual ella denomina de centro-izquierda y "capitalista con rostro humano" en la tradición de gobiernos de izquierda moderados como el del Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva- quiere controlar una élite corrupta a la que acusa de "grave indiferencia e insensibilidad social. Así actuaron antes, pero después del terremoto se han mostrado en sus peores formas".

Manigat, vicerrectora de la Universidad Quisqueya en Puerto Príncipe, dice a TIME que, junto con la lucha contra la pesadilla de la desigualdad a través de reformas como el acceso universal a la educación pública - sólo la mitad de los niños asisten a la escuela - uno de sus grandes objetivos es hacer del Estado haitiano algo más que un receptor de la estéril ayuda de las ONGs extranjeras. "Hay muchas ONGs posicionándose para recibir los aportes de la ayuda internacional, pero que quieren operar fuera del control del Estado", dijo Manigat. "Mi gobierno no funcionará en el modo las ONG."

Manigat siente que la recuperación de Haití tras el terremoto "no ha comenzado", admitiendo que la remoción de escombros y el realojamiento de unos 1,5 millones de haitianos desplazados han sido frustrantemente lentos, pero como la mayoría de los candidatos, no específica cómo acelerarla. Ella propone cambiar la Constitución de Haití para permitir la doble nacionalidad, lo que podría ayudar a la reconstrucción del país, recurriendo a los recursos y los talentos de la vasta diáspora haitiana, incluyendo a más de un millón de estadounidenses de Haití. Algunos de sus críticos, sobre la base de algunas de sus enseñanzas de Derecho Constitucional de Haití, advierten que Manigat podría adoptar un diseño autoritario al ampliar los poderes presidenciales – lo que ella niega.

Manigat ha sido ayudada por la campaña poco carismática de Celestin, de 48 años, un tecnócrata relativamente desconocido. Recientemente, en la sureña ciudad portuaria de Jacmel, Celestin repitió su slogan menos eléctrico de la "estabilidad y continuidad", mientras lanzó algunas críticas al gobierno de Préval, diciendo: "Sabemos que había cosas que fueron un poco ignoradas." Ello ha empujado a antiguos partidarios de Préval como el carpintero Damler Jourdanie, de 35 años, al campo de Manigat. "Los chicos del Partido INITE se han olvidado de nosotros", dice Damler. “Yo trataré con Madame Manigat".

Dado que ningún candidato es probable que gane con el 50% de los votos en la primera vuelta, la elección se definirá en una segunda vuelta el 16 de enero (a menos de un mes de la inauguración presidencial del 7 de febrero).

Algunos se preguntan cómo Haití, puede realizar una elección creíble, en medio del persistente caos derivado del terremoto y la epidemia de cólera.

Manigat dice que la votación "tiene que realizarse" para que Haití se mueva hacia adelante, pero después de la polémica elección de 2006, advierte que ella y el RDNP “estaremos alertas contra el fraude y el engaño." Esta abuela no lo tolerará.

 
Comparte esta Entrevista
En conferencia de prensa, el Presidente de ODCA y el Presidente del PAN de México entregaron...
Incluye palabras del Presidente de ODCA
Elección de Presidencia de ODCA
 
 
 
 
Copyright © 2010 Organización Demócrata Cristiana de América. Todos los derechos reservados